AL AIRE

ESCUCHANOS EN VIVO

Así nos va / interes general / 3 septiembre, 2019

Sobrefacturación millonaria en ASSE: cinco hospitales públicos pagaron durante casi una década miles de horas médicas que no se trabajaron


*Por Patricia Madrid y Viviana Ruggiero

En los últimos meses en la Administración de los Servicios de Salud del Estado (ASSE) se activó una bomba que, en silencio, se ha tratado de desactivar antes de que tomara estado público. En los principales hospitales públicos de Montevideo -Maciel, Pasteur, Pereira Rossell, Español y el Instituto Nacional del Cáncer (INCA)- se sobrefacturaron miles de horas de trabajo médicas que no se trabajaron, que representaron un gasto millonario para el Estado. El desfalco -que se realizó de forma contínua en la última década- tuvo la connivencia de los pasados directorios de ASSE, las direcciones de los hospitales y los médicos.

¿Qué ocurrió? A continuación explicamos lo que pudo hasta el momento reconstruir Así Nos Va.

En marzo de 2018, luego de que el presidente Tabaré Vázquez ordenó remover a toda la cúpula política del directorio de ASSE encabezado por Susana Muñiz, asumió la conducción del organismo el médico Marcos Carámbula. La administración Carámbula llegó con el fin de poner orden en un organismo que fue objeto de una comisión investigadora a nivel del Parlamento tras detectarse diversas irregularidades.

Uno de los objetivos que se propuso la administración Carámbula fue convocar a concursos para designar con un criterio técnico y no político a las direcciones de los hospitales dependientes de ASSE en todo el país. Así fue que durante 2018 y comienzos de este año nuevos directores llegaron a los grandes hospitales públicos.

A fines de Mayo quien asumió su cargo de director en el Hospital Pasteur tras ganar el concurso fue Federico Martiarena, quien planteó un nuevo plan de gestión con miras a modernizar el centro asistencial. Y una de las áreas a mejorar su funcionamiento era el servicio de tomografía. Cuando se empezó a analizar el estado de situación en este centro asistencial, se activó la bomba.

ASSE tiene tomógrafos funcionando en los hospitales Maciel, Pasteur, Pereira Rossell, Español y el Instituto Nacional del Cáncer (INCA). En todos estos centros asistenciales, los médicos radiólogos -encargados de analizar los estudios y realizar los informes- no son funcionarios presupuestados sino que trabajan por lo que se conoce como Comisión de Apoyo, es decir, facturan por las horas que trabajan.

En el Hospital Pasteur se realizó un llamado para ocupar un cargo de alta dedicación para trabajar en el servicio de Tomografía, pero nadie se presentó. Las autoridades de ASSE se preguntaron por qué nadie quiso presentarse si lo que se ofrecía -en teoría- resultaba atractivo para los médicos de esta especialidad: un cargo presupuestado, con las horas concentradas en un solo centro asistencial.

Lo que empezó siendo una convocatoria laboral terminó con el hallazgo de una inmensa irregularidad que, a ciencia cierta, ni las autoridades de ASSE ni los médicos han podido determinar hasta ahora cuándo comenzó (aunque ubican entre 2008 y 2010 el inicio de la maniobra) y qué monto de dinero le hizo perder al Estado.

El actual directorio de ASSE se encontró hace dos meses con que al menos unos 50 médicos radiólogos facturaron en la última década miles de horas que no trabajaron, y lo hicieron con el conocimiento pleno de las direcciones hospitalarias, los jefes de cada servicio y las autoridades máximas de ASSE.

¿Cómo pudo pasar esto? ¿Cómo ASSE pagó horas sobrefacturadas a sabiendas? Según pudo saber Así Nos Va, la sobrefacturación de horas -y por ende la irregularidad- fue el mecanismo que encontraron desde las direcciones hospitalarias para aumentar los sueldos de los médicos radiólogos y competir así en materia salarial con el sector privado. Los médicos radiólogos sabían, las autoridades de cada hospital estaban al tanto y los pasados directorios debían estar al tanto de la maniobra porque, al fin de cuentas, son las autoridades últimas que manejan el presupuesto general del organismo.

Por ejemplo, un médico radiólogo que trabajaba 40 horas semanales -a razón de 600 pesos líquidos la hora aproximadamente- facturaba como si hubiese trabajado 80 horas. Otro ejemplo es el de las guardias de retén (en la que el médico radiólogo está fuera del hospital pero está a “a la orden” durante 12 horas): por esa guardia, se trabaje o no, ASSE debería pagar 4 horas de trabajo. Lo que se descubrió es que hubo hospitales en los que se pagaba por las 12 horas a disposición, y en algunos casos se pagaba el doble (por 24 horas).

Pero los médicos radiólogos no son los únicos especialistas en la mira. Según pudo saber Así Nos Va, las autoridades de ASSE están analizando también el trabajo de los médicos anestesiólogos, especialidad en la que la administración tiene indicios de que se realizó una maniobra similar de sobrefacturación de horas en los últimos años.

Copyright © 2015 - Carve 850 | 2902 6162 - 2902 6163 | Mercedes 973 | Montevideo - Uruguay - contacto@sadrep.com.uy
En cumplimiento del Decreto N° 387/2011, del Poder Ejecutivo se comunica que SADREP, es una empresa integrada por Martín Olaverry y Milton Duhalde.