AL AIRE

ESCUCHANOS EN VIVO

El Mercado Agropecuario / agro / 13 febrero, 2018

Regla fiscal: ahorro de U$S 2.500 millones si se hubiese aplicado idea de Astori en 2005

Foto: www.importancia.org

Existe una “conciencia bastante general” de que el gasto público “es excesivo, se lo mida como se lo mida” -ya sea en relación al Producto Bruto Interno (PBI) o a la cantidad de funcionarios estatales-, dijo en El Mercado Agropecuario la Ec. María Dolores Benavente.

Aludía así al principal reclamo del movimiento de productores agropecuarios Un Solo Uruguay -reducir el costo del Estado-, aclarando que se expresaba sobre los temas abordados en la entrevista en forma personal, y no en función de sus cargos de gerenta general de UniónCapital AFAP y de presidenta de la Academia Nacional de Economía.

“Y también hay una coincidencia en que no se gasta bien. O sea que es mucho y que se gasta mal. Dicho de otra manera, que lo que devuelve el Estado por esos servicios que da no es lo que la gente necesita”, señaló en Carve.

Afirmó que en los últimos años se registraron “tres ajustes fiscales e igual el déficit fiscal no baja de 3,3, 3,4% (del PBI). Festejamos cuando de 3,6 pasa a 3,3”.

La economista subrayó que “esto no tiene color político. Uruguay nació a la vida independiente con déficit fiscal. Se llegó a hipotecar creo que hasta el Cuartel de Bomberos en un momento. Uruguay tuvo inconducta fiscal desde que nació. Y eso trasciende todos los colores políticos. Gastamos más de lo que tenemos”, con “algunas contadas excepciones, después de la crisis de 2002”.

Benavente recordó que la Academia Nacional de Economía propuso en 2014 que hubiera un acuerdo multipartidario para que, “ganara quien ganara” en las elecciones presidenciales de ese año, “se atara las manos de que no iba a gastar más de X% del crecimiento, atado al Producto”, pero “no tuvimos suerte”.

“La regla fiscal no es, ni más ni menos, de lo que hace un ama de casa en su casa, o un trabajador: cuando tiene un ingreso extra, no se lo gasta todo, se da algún gustito pero no se lo gasta todo, en parte lo guarda. Esto es lo mismo. Si el Producto está creciendo mucho y la recaudación crece mucho, no te lo gastes todo, guardá un poco. Esto es la regla fiscal”, explicó.

Luego citó un estudio realizado por la Ec. Ana Laura Fernández en el que concluyó que, si se hubiera aplicado la regla fiscal que Danilo Astori propuso en 2005, se habrían ahorrado alrededor de 2.500 millones de dólares.

Si se mantiene la cantidad de funcionarios públicos “en las áreas que el gobierno consideró como estratégicas -como salud, educación, seguridad-” y se reduce en el resto, el Estado “se ahorra 15.000 funcionarios públicos”, indicó María Dolores Benavente.

Ello implicaría, suponiendo un sueldo nominal promedio de 40.000 pesos, unos 300 millones de dólares anuales de ahorro, “por lo bajo”, puntualizó.

Enseguida, la economista comparó la cantidad de funcionarios que tienen empresas públicas similares de América Latina para igual nivel de volumen de ventas y resultó que “serían 19.000 funcionarios menos y 400 millones de dólares” de ahorro por año, resaltó.

“En ANTEL trabajan 5.400 personas, pero según otro informe al que yo accedí, que tenía en cuenta a las subsidiarias, llegan a 7.000. Una empresa similar en la región no son más de 4.000 personas”, ejemplificó.

Argumentó que “toda la productividad, todo el aumento de la tecnología, que tiene que servir para reubicar gente en el sector privado, que es donde aumenta la productividad de un país, resulta que están trabajando ahí” y agregó que “todos tenemos en nuestras familias, en nuestros círculos de conocidos, gente joven que está entrando al Estado”.

María Dolores Benavente afirmó que reducir la plantilla de funcionarios no quiere decir “despedir” sino “no renovar” los puestos de quienes “se van jubilando o van renunciando en esas áreas”, porque “ya ahí tenemos un ahorro fenomenal y lo podemos dedicar a generar recursos genuinos”.

Aclaró que la regla fiscal no significa bajar el gasto del Estado respecto del vigente, sino no aumentarlo “más de lo que sube el Producto Bruto en el largo plazo. Un 2%, un 1,5, un 3, no importa. Pongámonos de acuerdo en el porcentaje, pero hagamos un acuerdo”.

Sobre el atraso cambiario -otro de los reclamos del movimiento Un Solo Uruguay-, la economista manifestó que “tiene una mecánica bien perversa. Uruguay tiene déficit, coloca deuda a tasas de interés atractivas, entran dólares. Cuando en el mercado hay abundancia de naranjas, el precio de las naranjas baja. Bueno, cuando hay abundancia de dólares, el precio del dólar baja”.

Para evitar una mayor caída del tipo de cambio, el Banco Central compra dólares, pero, como no hay superávit fiscal, “el gobierno, para comprar esos dólares, emite más deuda. Y entonces realimenta el proceso. Por lo tanto, (…) si generamos un ahorro fiscal, además vamos a poder tener un tipo de cambio más competitivo, con recursos genuinos” porque en este tema, más allá del fuerte condicionamiento de factores externos, “hay mucho” que se puede hacer a nivel “interno”, opinó.

Acerca de otra de las demandas de los productores -la infraestructura-, mencionó que hay estudios que “demuestran” que la inversión en infraestructura es “el gasto público que más correlación positiva tiene con el crecimiento económico. Porque es carretera, porque es puerto, porque es dragado, porque es fibra óptica”.

“Y ahí tenemos una herramienta poderosa, que es la Ley de Participación Público Privada (PPP), que tenemos esperanza que ahora que (el banco de desarrollo de América Latina) CAF ha hecho un fondo bastante importante, salgan algunas rutas”, porque “me parece que hay una emergencia vial en el Uruguay” y “tenemos que atacarla como tal”, advirtió.

Aseguró que “los recursos están”, ya que los fondos de pensión de las AFAP tienen lo suficiente “para invertir en proyectos serios, que son de ganar-ganar para la economía”.

Señaló que no se debe “tener miedo a que haya planificación estatal pero gestión privada”, como en el caso de las obras por PPP, precisamente.

La Ec. Benavente consideró que “estamos pecando en el Uruguay de que hay como un ‘ellos’ y ‘nosotros’” porque, “antes de estar a favor de lo que dice alguien, miro a ver quién lo dijo, a ver si estoy a favor o en contra. No puede ser. Las ideas son ideas. Y hay que debatir ideas. Hay que apostar al debate de ideas, con fundamento y no con titulares”.

María Dolores Benavente
Copyright © 2015 - Carve 850 | 2902 6162 - 2902 6163 | Mercedes 973 | Montevideo - Uruguay - contacto@sadrep.com.uy
En cumplimiento del Decreto N° 387/2011, del Poder Ejecutivo se comunica que SADREP, es una empresa integrada por Martín Olaverry y Milton Duhalde.